Neumáticos Sancar Ltda.

Consejos necesarios para una conducción segura en otoño

neumaticos para el otoño
El otoño es el periodo del año de transición climática en donde de unas condiciones ambientales suaves como es el verano, pueden hacer aparición importantes fenómenos meteorológicos adversos y que nos pueden SORPRENDER en carretera al estar poco habituados a ellos durante el periodo veraniego. Entre ellos se encuentran la lluvia, niebla y el hielo que van anunciando en cierta manera la llegada del invierno.
Otro factor importante a destacar y característico del otoño es el que las noches se alargan, aumentando por tanto los riesgos de accidente al ser la conducción nocturna más peligrosa que la que se realiza por el día.

1º.-PREVENCIÓN:

Antes de realizar el viaje:
Poner el vehículo a punto para el otoño por medio de una revisión.

  • Revisar el buen estado mecánico y especialmente comprobar los frenos.
  • Comprobar las escobillas y funcionamiento del limpiaparabrisas (durante el verano y debido a las altas temperaturas han podido quedar en mal estado) y comprobar también la luneta térmica.
  • Comprobar el alumbrado del vehículo, antiniebla y sus reglajes.
  • Niveles de líquido de frenos, de aceite y del limpiaparabrisas.
  • Limpiar el vehículo, cristales, faros, antiniebla, pilotos, retrovisores y elementos reflectantes para ver y ser vistos.
  • Comprobar la presión, dibujo y ranuras (mínimo 1,6 mm) de los neumáticos para asegurar una buena adherencia a la carretera y evitar el deslizamiento.

Llevar los recambios imprescindibles como son: 

  1.    Rueda de repuesto a la presión necesaria y herramientas       para su instalación.
  2.    Chaleco reflectante debidamente homologado.
  3.    Dos triángulos homologados de señalización de peligro.

2º.- PRUDENCIA

Durante el viaje:

Si, durante el viaje por carretera en este periodo otoñal, apareciesen condiciones meteorológicas desfavorables tener en cuenta que conducir en esta situación aumenta la tensión nerviosa y la fatiga visual conllevando por tanto una disminución de la atención y siendo causa de riesgo de accidente.

En los trayectos largos, no dude en pararse en un área de descanso y esperar a que las condiciones mejoren.
Siempre ante estas condiciones, prestar mucha atención a la conducción y como norma general:

“Disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad”

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on print
Share on google